3 formas de quitar el esmalte de uñas sin acetona

3 formas de quitar el esmalte de uñas sin acetona

Todas sabemos que lo más fácil para quitar el esmalte de las uñas es usando la famosa Acetona, pero bueno, con toda controversia que se está levantando en contra de su uso, os proponemos 3 tips para hacerlo sin tener que depender de ella. Venga, ¡vamos a conocerlas!

3 maneras de hacerlo

A veces necesitas quitarte una vieja capa de esmalte de uñas, ya sea para aplicarte una nueva capa o para mostrar tus uñas al natural, pero de pronto te das cuenta de que se te acabó el quitaesmalte. Si te encanta el esmalte con brillantina, también podría llevarte una eternidad eliminar tus manicuras aún si usas acetona pura. Por suerte, para ambas situaciones existen muchas formas de quitar el esmalte de uñas con la ayuda de productos caseros comunes.

1. Usando lo que tengas a la mano:

Con ésto chicas lo que queremos decir es que podéis usar productos caseros para fabricar un quitaesmaltes casero. Obviamente lo más cercano y parecido a la acetona sería el alcohol y demás productos a base de alcohol, así que podéis probar con el alcohol isopropílico (también conocido como alcohol de frotar), pero existen otros productos que contienen alcohol (o glicol etileno).

2. Remojando en vinagre:

Usa vinagre blanco o una solución de vinagre mezclada con jugo de limón, para combatir el esmalte. El vinagre es un ácido y un limpiador natural para todo uso alrededor de la casa.

Remoja tus dedos por 10 a 15 minutos antes de tratar de quitarte el esmalte. Mientras se remojan, rasca el esmalte con las demás uñas para acelerar el proceso.

Por lo tanto, tiene sentido que sirva para quitar el esmalte. Para un efecto adicional, agrega el jugo de medio limón o incluso un poco de jugo de naranja, para obtener un potente limpiador cítrico.

3. ¿Probamos con el dentífrico?

Usa un poco de pasta de dientes básica para frotar el esmalte. Lo único que necesitas es una pizca de pasta de dientes. Luego, frota con un viejo cepillo de dientes o una toalla de papel. En general, las pastas de dientes de color blanco suelen actuar mejor, puesto que levantan y quitan el color de las uñas rápidamente.

Además, la pasta de dientes con bicarbonato (una muy conocida solución de limpieza natural para otras tantas necesidades en los baños por ejemplo) con frecuencia da mejores resultados.

Y bueno, finalmente regresamos a lo clásico, quitar el esmalte de uñas con la acetona pura o el quitaesmalte, siempre será más eficaz que los métodos propuestos en este artículo que son más naturales y hogareños. Solo tiene sentido usarlos si estás en un momento de apuro o no puedes comprar más quitaesmalte.

Básicamente lo que hay que hacer es aplicar una capa de acabado de secado rápido sobre el esmalte seco permite levantarlo en láminas. Sin embargo, esto no ocurre siempre y pelar el esmalte con fuerza puede dañar las uñas. Claro siempre podéis sustituir el agua con una capa base tradicional para diluir la capa base de pegamento. Pero nunca uses la acetona o el diluyente de esmalte como sustitutos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios