4 ideas para prolongar las ‘Preliminares en la cama’

Tips para que duren más las Preliminares en la cama

Si sois chicos leyendo ésto, seguro que a veces ni pensáis en ello, pero vosotras bien sabéis lo importante que son las famosas preliminares en la cama para arrancar motores previo a ¡irnos a tope! 

Preliminares en la cama:

¿Podéis imaginar unos deliciosos bizcochos de chocolate para hornear sin precalentar el horno? O ¿Correr una maratón sin entrenamiento previo? Pues bien, es importante aplicar esa misma lógica a la habitación y es que claro, como chicas ya los sabemos de sobra, nada garantiza tener buen sexo, que el obtener un buen calentamiento primero.

Pero si te preocupa tener que decirle o exigirle a tu compañero de alcoba que tenga que hacer algo de trabajo antes de, en vez de dar un poco antes de recibir tu también, entonces atiende:

Científicos del Instituto Kinsey han descubierto que TAMBIÉN los hombres necesitan un poco de revoluciones previas al juego. “Los hombres a menudo no reciben tanto de juegos previos, porque las mujeres piensan que una erección es la prueba de que un hombre está listo para el sexo,” dice Debby Herbenick, Ph.D., autor de libros relacionados con el tema.

Antes de entrar de lleno:

Así que ahora lo sabéis bien chicas, ya está probado entonces que los hombres anhelan la intimidad y la conexión emocional, tanto como nosotras las preliminares. Aquí hay cuatro tips que os ayudarán a garantizar el máximo en lo que corresponde a la preparación para el sexo:

¡Vamos de conquistadoras!

El área entre la barbilla y la garganta es la parte más sensible de su cuello debido a que los nervios se sienten más cerca de la superficie de la piel. Así que tenéis que lamer suavemente esta zona.

  • Nuestro tip: Mientras besas a tu chico por esa zona, taza sus testículos en la palma de tu mano, acariciar, lamer, y juega con ellos como se te ocurra sin distraerte del cuello. Luego masajear la base de su pene. Ya que parte de su palanca de mando se oculta detrás del escroto, tocar la base puede dar nuevas emociones, explica Jane Greer, una terapeuta sexual en NY.

Juguemos a masajistas

De lo más fácil, y mejor aún, TE HARÁ VER COMO TODA UNA PRO. Haz que se acueste sobre su estómago, entonces ponte a horcajadas sobre su espalda, y alinea tu clítoris sobre su sacro (la placa ósea en la base de la columna vertebral, por encima de la grieta del extremo sur). Mover las caderas mientras te encuentras ahí, y uso las manos para masajear ambos lados de la columna vertebral.

  • ¿Cómo funciona? Pues verás, la fricción de su coxis despertará en ti tus nervios inferiores de una forma diferente a la usual, además despertarás los nervios sacros que se conectan a sus genitales”, así lo explica Sandor Gardos, Ph.D., fundador de MyPleasure.com .

¿Y sus mejores amigos?

El pene es famoso por tomar el centro del escenario durante el sexo oral, pero los testículos que siempre están ahí apoyando a su jugador estrella, rara vez reciben el reconocimiento ¿bastante cierto verdad?

  • Nuestro tip: Lamer la costura que recoge el saco de los testículos (esa línea oscura en el medio del escroto), a continuación, empuja suavemente hacia arriba contra la base de sus testículos con la mano. “Vas a despertar su próstata, una glándula sensible en su región pélvica,” explica Ian Kerner, autor de Ellas llegan primero.

A ensuciarse ¡en la ducha!

¿Desde cuando que no trabajas la mano? ¿Desde la escuela secundaria? Es hora de volver a lo básico. Entra a la ducha con él, enjabonarse las manos, y envolver una alrededor de su eje, apretando mientras se mueve de arriba hacia abajo, a continuación, cambiar a intervalos más cortos y luego a más rápidos.

  • Nuestro tip: Pequeños golpes en la cabeza de su pene. Si él no puede adivinar tu próximo movimiento, su excitación se intensificará.

Y bueno, además de estos 4 tips que compartimos con vosotras chicas, siempre está la imaginación. No permitáis que el tiempo en la cama os limite mentalmente, ni mucho menos eroticamente; aunque claro, si hay algo de prisa llevar su miembro a la boca siempre es la receta de todo éxito, pero también podéis ir directo a lo básico: acurrucados los 2, ponte detrás de él (ambos en forma de cuchara) mientras buscas cómo alcanzarlo con tus brazos y tus dedos hasta donde puedas llegar, alrededor y estimulando sus pectorales, frotando la carne por encima de la areola, como si fueses de 10:00am a 14 horas en tu reloj imaginario.

Mientras tanto, rozar tus dedos a lo largo de su cara interna del muslo, deteniéndose justo antes de su escroto, a continuación, pasar rápidamente de nuevo hacia abajo. Esta área de piel fina es especialmente sensible, y como te puedes imaginar, el pasar muy cerca de sus bienes sin hacer contacto lo mantendrá en un estado de suspensión de emoción. A continuación, susurrar algo Perver (hablar sucio eleva los niveles de testosterona, aumentando la excitación).

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios