7 dudas que toda chica tiene respecto a su zona “V”

dudas respecto a la zona v

Seamos realistas, hay mucho que puede ir mal por debajo del cinturón. Desde los picores, los malos olores hasta ese incómodo sangrado, y es que siendo chicas, ¡a veces parece que se necesita un manual! Así que consultamos a los expertos para que resolvieran 7 de las dudas más comunes en torno a nuestra zona “V”. 

¿Quién no ha tenido dudas?

Por ejemplo chicas, ¿quién no se ha asustado después de ver un bulto o una marca en sus partes íntimas? Esto podría ser muchas cosas, pero probablemente no es nada grave, explica la ginecóloga Alyssa Dweck, co-autora del libro “V es para la vagina”. Podría ser cualquier cosa, incluso algo tan mínusculo como un pelo encarnado o un quiste sebáceo (una lesión debajo de la piel), explica Dweck.

Baños de agua tibia son una buena primera forma de defensa, pero también se puede aplicar un poco de crema de hidrocortisona de venta libre – si es que parece inflamado, dice ella. Si persiste o duele, consulta con tu médico ya que puede ser un signo de infección.

Respondemos a las 7 más comunes

Hay un mal olor

Si hay un olor que proviene de la línea del bikini, confía en que algo está pasando. El problema es que este olor podría tener un montón de posibles causas, pero vas a querer ver a tu médico sin importar qué. Si se trata de una secreción maloliente, podría ser una infección bacteriana, como la vaginosis bacteriana o tricomoniasis, explica la ginecóloga Mary Jane Minkin, que en este caso, es posible que necesites antibióticos para tratarla.

Otra causa común cuando se trata de olor en la vagina, es un tampón olvidado o un condón atascado, dice Dweck. Sí, ¡es más común de lo que piensas!, y la nariz sin duda lo notará. No te preocupes, tu  médico puede ayudar.

Estás sangrando, y no es tu Período

Si está manchada sin razón alguna, sólo podría ser un desequilibrio hormonal quizá a consecuencia de una píldora anticonceptiva, aunque si el manchado persistente, es algo que tendrás que tratar con tu médico ya que puede ser un signo de infección, embarazo, o un pólipo en el cuello del útero.

Si el sangrado ocurre después del sexo o viene con una descarga, podría ser una ETS por lo que querrás platicarlo con tu médico para una prueba de gonorrea y clamidia, dice Dweck. Por supuesto, si era sólo una vez después de relaciones sexuales particularmente difícil, probablemente no es nada de qué preocuparse, dice ella.

Picazón extrema

¿Sientes como si tuvieras hormigas en tus panties? Un picor extremo, en particular con descarga, podría ser un signo de una infección por hongos o vaginosis bacteriana, dice Minkin. Pero si has intentado el tratamiento y todavía no puedes deshacerte de la picazón, podría ser una reacción simple de la piel a algo así como el jabón, un lavado femenino, o incluso al shampoo que usas para “limpiar” tu zona V.

Minkin señala que a menudo recibe una afluencia de visitas relacionadas con prurito alrededor de Navidad, cuando todo el mundo prueba todas esas nuevas sales de baño y jabones de diseño que recibieron en sus medias.

Descarga extraña

Como es fácil adivinar por ahora, un flujo anormal puede acompañar toneladas de diferentes temas. Pero no te preocupes si esto es una cosa mensual; “La mayoría de las mujeres tienen una secreción basal fisiológica que se supone que debe estar allí”, dice Dweck. Pero si se observa un cambio de color, consistencia u olor, tocar el tema debe ser tratado por tu médico.

Duele al orinar o al tener sexo

Ese dolor vaginal puede ser un signo de infección o enfermedad de transmisión sexual, dice Dweck, por lo que querrás consultar con tu médico si la sensación persiste durante más de uno o dos días. Si el dolor suele ocurrir una o dos veces después del sexo, puede haber sido algo relacionado con re-sequedad, así que puedes intentar con un poco de lubricante y ver si hace una diferencia.

Un poco entumecida allí abajo

Bueno, eso no se supone que deba pasar… Pero Dweck dice que a menudo ve esto en los pacientes que utilizan mucho la bicicleta o en quienes toman clases de ciclismo dentro del Gym. Si ése es tu caso, asegúrate de invertir en un buen asiento, y acolchado.

Un tanto “seca”

Usualmente y para muchas, la sequedad vaginal puede parecer como algo que sólo le sucede a las mayores, pero no la situación no discrimina tanto como piensas. De hecho, la sequedad puede suceder incluso después del embarazo o si se está tomando ciertos medicamentos como los antihistamínicos o antidepresivos, dice Minkin. Si se siente más seco que el Sahara, prueba utilizar un lubricante de los que venden en las farmacias o consulta a tu médico si es que no ayuda.

Y bueno chicas, para cerrar esta edición, nos quedamos con una última de las curiosidades relacionadas a tu zona “V”, ese temido y profundo dolor vaginal, ¡especialmente durante las relaciones sexuales! De acuerdo con los especialistas, podría ser un signo de endometriosis o un quiste ovárico. Lo mejor es programar una cita con tu médico de confianza, y pedirle que realice un examen pélvico o una ecografía para buscar la causa.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios