Algo que debes saber si tomaste medicamentos para la acidez estomacal

Supongamos que terminaste tu plato de comida tailandesa picante cuando sientes esa sensación de ardor en el pecho, ese horrible ardor de estómago subiendo por tu garganta, y lo peor es que tu fiel amigo, esa botella de TUMS ha dejado de funcionar, así que tu médico te receta algo más fuerte que proporciona alivio. Pero, ¿podría el medicamento para la acidez estar haciendo más daño que bien?

Riesgos al corazón

Una nueva investigación de la Universidad de Stanford ha encontrado una relación sorprendente entre ciertos inhibidores conocidos por los expertos como “IBP” (“iso-butyl-propanoic-phenolic acid” por sus siglas en inglés) y un mayor riesgo de ataques al corazón. Los IBPs son los medicamentos más comúnmente recetados para tratar la acidez. Estudios demuestran que 1 de 14 personas los toman cada año.

El estudio, publicado en la revista PLoS ONE, se basó en datos de historiales médicos de aproximadamente tres millones de personas estudiadas. Incluso durante el estudio, se descubrió también que quienes tomaban Clopidogrel (un anticoagulante), aumentarían sus posibilidades de padecer de algún riesgo relacionado con el corazón si se tomaba en combinación con un IBP.

Problemas con Clopidogrel para la acidez estomacal

Al mismo tiempo, los investigadores realizaron un estudio de Stanford con 1.500 personas con problemas cardíacos. Los resultados mostraron que los de los IBPs doblan el riesgo de sufrir un evento cardíaco mayor. Y a la vez, otro estudio en Taiwán descubrió que uno ataque cardíaco adicional se produjo por cada 4.357 personas que toman IBPs durante más de 2 semanas consecutivas.

La razón

Todo esto es alarmante por decir lo menos. Pero de acuerdo con Nigam Shah, PhD, profesor asistente en Stanford y autor principal del estudio, a pesar de que “las pruebas indican un motivo de preocupación sobre el riesgo cardiovascular”, el estudio no llega a la conclusión de que los IBPs realmente conducen a, o causan, ataques al corazón. Y no hay pruebas todavía de si el riesgo aumenta para las personas que toman dosis más altas o para quienes las ingieren por un período prolongado de tiempo.

Sucede que lo que muchas personas no saben, es que cuando estos medicamentos ideados para tratar la acidez estomacal se aprobaron por primera vez hace años, había recomendaciones muy específicas acerca de tomarlos por un corto período de tiempo, explicó Erica C. Jones, MD, directora del Programa HeartHealth del Weill Cornell Medical College en Nueva York.

La próxima vez que tengas deseos de beber una segunda taza de café o tengas antojos de papas fritas con chile y carne, considera que puede ser mejor que te esfuerces en evitarlos, a que te arriesgues a padecer del corazón en los años posteriores.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios