Cómo conseguir un vientre plano en 5 pasos

Cómo conseguir un vientre plano en 5 pasos

Sigue este plan fácil y consigue ese tan anhelado viente plano en 5 pasos, ya verás que no todo tiene que ver con las dietas y pasar hambre, hay muchas otras opciones para salir adelante y alcanzar tus metas en tiempo récord, justo antes de la llegada del verano 2017.  

Objetivo: Vientre plano

Conversando con algunos colegas en Hospitales, nos comentaron que cada vez que llegan pacientes a la sala de emergencias, literalmente hay apenas unos segundos para descifrar lo que está mal y cómo se les puede ayudar… seguro os imagináis que lo primero por hacer sería el comprobar los signos vitales, pero ¡no!

Nuestra colegas comentan que uno de los primeros indicios a revisar, es el peso. El indicador más importante de cómo la gente gestiona una crisis de salud, es la cantidad de grasa que cargan en el vientre. Y es que algo que sí sabemos todas es:

Nada grita más alto “SALUDABLE”que el poder lucir un estómago plano y atractivo.

¿Por qué? Debido a que sus riesgos para la salud se incrementan con un vientre cada vez más grande. No sólo los altos niveles de grasa abdominal asociados con enfermedades del corazón, diabetes, accidente cerebrovascular y cáncer, pero también los pacientes obesos son un 37 por ciento más propensos a morir a causa de las lesiones sufridas en un accidente de coche.

5 tips para lograrlo

Si buscas ser más saludable, sentirte más segura, y con más energía, prueba implementar estos 5 tips a tu vida diaria:

Tip 1. Adiós a las dietas

Al igual que vosotras, nosotras ya lo hemos oído TODO: la dieta de la sopa de col, la dieta del pomelo, la dieta del plátano, las Dieta de la Toronja, y mucho mucho más. Lanzarse a cualquiera de éstas pensando que es una obligación consumir o beber lo único que se te indica… y todo con el ideal de perder algo de peso.

¿Sabes qué es lo malo de ello? El problema es que el cerebro gusta atascarse de calorías, y necesita una inmensa cantidad de concentración para seguir una dieta tan complicada. Así que ¡no lo hace! En su lugar, suele enfocarse en el consumo de gran sabor, y es aquí donde tienes que aprovechar a comer inteligentemente: Incluye cereales de granos enteros, harina de avena, bebe té verde, consume atún especialmente después de entrenar, cada vez que puedas almuerza afuera algo de salmón, postres come manzanas o bien algunas nueces y en tus almuerzos en casa: carne magra de pollo, carne de res y cerdo.

Tip 2. ¡Vamos a comer!

La próxima vez que estés en una tienda de comestibles, toma cualquier comida en caja y lee la etiqueta. Lo más probable es que reconozcas algunos ingredientes como el trigo, azúcar, y la sal por ejemplo. Estos son los aditivos químicos que los científicos en alimentos aseguran que frustran el proceso de quema de la grasa abdominal, además afectan de mala forma el “reconocimiento natural” que tiene tu cerebro y lengua por la comida más usual. Y es que tu lengua está cubierta con sensores de sabor que guían en busca de una variedad de sensaciones y que en el mejor de los casos, se supone nos llevarían a comer una dieta equilibrada.

Buscando una solución a éste fenómeno, los expertos en nutrición recomiendan enfocarse en el consumo de alimentos con un solo ingrediente. Ésto significa que pasarás más tiempo en las secciones donde compran las mujeres delgadas.

Tip 3. Aperitivos más a menudo

Esta receta tiene que ver con la gestión de las necesidades energéticas de tu cuerpo en el transcurso de un día, así que nunca se es demasiado hambriento para pensar con claridad. Una solución fácil: comer cada tres horas, comenzando con el desayuno.

Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Massachusetts – Medical School determinó que las personas que se saltan el desayuno son cuatro veces y media, son más probables a ser obesos que los que hacen tiempo para ello. Asegúrate de que cada uno de tus bocadillos tenga una buena mezcla de proteínas, grasas, fibra y carbohidratos.

Tip 4. Bebida en abundancia

Las bebidas con azúcar añadido suman al rededor de 450 calorías por día en la dieta del español promedio. Eso es más del doble de lo que estábamos bebiendo hace 30 años, y son esas calorías en forma de bebidas gaseosas azucaradas, además del café y té, batidos embotellada, y bebidas de frutas cargadas de azúcar, las que nos suman libras y en su momento malestares estomacales como la acidez o el reflujo.

Mejorar el consumo de líquidos con la inclusión de agua pura es la mejor clave. Prueba iniciar con un vaso de agua la primera vez que despiertes por la mañana, uno a media mañana, uno antes de comer el almuerzo, uno a mitad de la tarde, antes de la cena, y uno al rededor de las 20:00 horas.

Si te apegas a este plan, verás que tu antojo por las sodas o por las bebidas azucaradas disminuye rápidamente. En el caso de que necesites de una Coca-Cola por la dosis de cafeína, prueba cambiar por un café con leche. Otras alternativas incluyen jugos o zumos hechos en casa, té helado sin azúcar y agua con gas con sabor (sólo asegúrate de omitir las que son altas en azúcar, jarabe de maíz de alta fructosa, o cualquier tipo de edulcorante artificial).

Tip 5. Cocina tú misma

Después de un día agitado, puede parecer más fácil de comer fuera. Sin embargo, mediante la incorporación de las comidas de restaurante en nuestras vidas, estamos permitiendo dos cosas esenciales: el dinero y el control. Por un lado, las placas son mucho más grandes de lo que eran hace unas décadas. Debido a que las placas son más grandes, que están llevando a más alimentos. Y considerar estos beneficios adicionales de reunirse alrededor de la mesa con su familia: La gente tiende a permanecer más tiempo en una comida casera, que se ha relacionado con el consumo de menos calorías. Y los niños que crecen en familias que regularmente cumple la cena mejor en la escuela, pesan menos y son más propensos a mantenerse alejados de las drogas.

¿Qué os parece, vais a implementar estos cambios? Probar y regresar a comentar qué tal os fue con estos tips para lograr ese admirable y saludable vientre plano en 5 pasos de lo más fáciles.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios