Cómo mantener tu vagina saludable y joven

¿Sabías que las partes íntimas también sucumben al tiempo como los demás músculos? Pues bien, aquí tienes 6 tips o pasos que te ayudarán a mantener una vagina saludable y joven por mucho más tiempo. 

Algo que quizá no sabías

Los órganos genitales son la marca natural de la mujer, tienen gran importancia y cada mujer debe cuidar de sus partes íntimas de la mejor manera, y con la mayor frecuencia posible. Curiosamente, y quizá no lo habéis pensado, pero a medida que envejece con el tiempo, lo mismo sucede con los genitales. En el mercado existen productos contra el envejecimiento que pueden eliminar los años de la cara, pero por desgracia no hay productos disponibles que pueden hacer lo mismo con tu vagina.

De cualquier forma entendemos que no muchas de vosotras penséis en ésto, especialmente porque la vez pasada un amigo experto de la salud sexual femenina nos comentaba que los ginecólogos no suelen decir ésto a las mujeres, por lo que es normal que no se piense que estas cosas van a suceder, y es precisamente por ésto que las mujeres vienen a las clínicas sorprendidas de que su vagina y la vulva han cambiado a lo largo de un par de años.

Vagina saludable en 6 pasos

Muchas de las mujeres están sintiendo vergüenza de compartir sus problemas vaginales, incluso con su ginecólogo. De modo que pensamos que sería genial ayudar un poco en esta situación, así que listamos 6 consejos de lo más fáciles de seguir, todo con tal de mantener la salud óptima y el buen estado de tu vagina:

1. Afeitarse tu zona V

Ya sabéis cómo va esto, es como un corte de pelo normal o afeitado. Facilitará el mantenimiento de la higiene vaginal – si queréis mayor información acerca de ello, y la importancia de depilarse la zona vaginal, podéis leer este artículo súper interesante.

2. Mantener una buena higiene

Uno de los muchos problemas comunes que las mujeres enfrentan con mayor inconformidad, es el desagradable olor vaginal. Con el fin de evitar esto, es necesario lavar la vagina por lo menos dos veces al día con un jabón suave.

Es necesario prestar atención al vello púbico alrededor de la vagina, ya que esta parte de la piel tiene una gran cantidad de glándulas sudoríparas que pueden causar ese muy conocido olor desagradable. Debes evitar los jabones muy alcalinos (incluso las abuelas recomiendan lavarse la vagina con té de manzanilla).

3. Tiene que cambiar tu ropa interior una vez al día

Tiene que cambiar tu ropa interior todos los días, debido a la secreción vaginal es una muy buena base para las bacterias. Pueden causar infecciones como colpitis, cistitis o incluso infecciones uterinas. Durante la menstruación necesita cambiar la ropa interior, incluso ¡dos veces al día!

4. Deja que tu vagina respire

Es necesario evitar la ropa interior sintética a cualquier precio. Siempre se debe elegir la ropa interior que está hecha de algodón u otros materiales naturales. Es muy importante permitir que tu vagina respire correctamente, porque si no está respirando correctamente, se puede producir eccema, dermatitis e infecciones bacterianas.

5. No ponga perfumes en su vulva

Los perfumes pueden causar desequilibrio del pH, lo que como es de imaginar, dará lugar a la infección. Por lo que debes mantener limpia tu vagina.

6. ¿Sabías que tu vagina puede tener un mejor gusto?

Curiosamente sí, al igual que el semen en los varones, se ha demostrado que puede cambiar el sabor de tus jugos vaginales por comer los alimentos adecuados. Debes comer más frutas, especialmente frutas que sean ricas en azúcar natural como manzanas, mangos, o uvas por ejemplo.

Por otro lado, procura evitar la cebolla, el café, el ajo, el alcohol y las comidas picantes. Todas ellas tienen un efecto negativo en tus jugos vaginales.

Y bueno chicas, por encima de estos 6 consejos que proveímos para mantener una vagina saludable, por favor no olvidéis que además de la higiene personal, TODAS LAS MUJERES deben ir a su ginecólogo sobre cada 6 meses. Esto se recomienda para todas las mujeres sexualmente activas y todas las mujeres que han dado vuelta ya a los 21 años de edad. Cada mujer tiene que hacer pruebas para las infecciones más comunes, hacer una prueba de PAP y la ecografía en el útero y los ovarios. Si vas al médico con regularidad,  puedes salvar tu vida.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios