Exfoliantes caseros con azúcar y café

Exfoliantes caseros con azúcar y café son fácil de hacer y riquísimos al tacto y al olfato por su textura granulada, fresca y aromática. Al usar los productos de tu cocina te otorgas un placer sano corporal y ahorras unos euros; y por medio de la exfoliación se renuevan las células muertas de la piel que diariamente se están regenerando

Encuentras diversidad de productos naturales a base de aceites, sales, azúcares con hierbas, flores y frutas. Avon, Ives St. Laurent, Biotherm, Mary Kay han puesto a tu disposición agradables aromas con precios accesibles. La marca Clarins destaca con su exfoliante ‘Tonic Corps’ de aceites de romero, palo de rosa, menta, azúcar y cristales de sal , al precio de 38.48€.

Exfoliante de azúcar

El exfoliante casero es un regalo perfecto para toda mujer que cuida su piel y que puedes hacer y dar en cualquier fecha del año; guárdalo en una bonita botella de vidrio y pon un moño verde.

Ingredientes:

4 cucharadas de azúcar gruesa

2 cucharas de aceite de olivo o de almendra

20 gotas de aceite esencial, aroma de tu predilección (opcional)

1 frasco de vidrio.

Mezcla bien en el frasco y cubre toda tu piel y cutis mientras te duchas; fricciona y retira con agua tibia. Este tip es excelente para pies resecos.

Exfoliante de café

Si te gusta tomar café seguramente utilizas los restos que han quedado en la percoladora para abonar tus plantas o lo tiras. Sin embargo puedes utilizar el café molido que quedó en la canastilla para preparar un exfoliante y tónico para el cabello. Guarda a temperatura ambiental los restos hasta obtener por lo menos  tazas.

Usa 1 taza de café para frotar codos, rodillas y manos mientras te duchas, deja que penetre y retira con agua tibia. Para tónico de café, mezclar 1 taza en 1lt de agua, agitar bien y verter en el cabello antes del champú.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios