¿Qué sucede con tu cuerpo cuando haces el mismo ejercicio una y dos veces más?

¿Qué sucede con tu cuerpo cuando haces el mismo ejercicio una y dos veces más?

Una muy buena pregunta, e incluso una situación que nos ha pasado a todas en el Gym. ¿Qué sucede con tu cuerpo cuando haces el mismo ejercicio una y dos veces más? 

El mismo ejercicio 1,2 y ¡3 veces!

Bueno, primera vez que entras en un Gym y tienes la opción más lógica y recomendada de acercarte a algún entrenador y que te asesore en cuanto a lo que debes hacer durante la rutina. La otra opción, una muy vista por cierto, es que por pena o quizá por orgullo, muchas chicas se dirigen directo al área de cardio o bien directo a las máquinas para hacerlo lo que creen que vendrá mejor… al final, resulta ser lo mismo, 1,2 y ¡hasta 3 veces por semana! lo mismo, y lo mismo.

Así que aquí nos preguntamos ¿qué tan bueno será? y ¿qué sucede con tu cuerpo cuando haces el mismo ejercicio una y dos veces más? Vamos a empezar con las malas noticias: “Situaciones como éstas, usualmente se relacionan con los principiantes o alguien que no suele hacer ese entrenamiento a menudo”, explica Mike Robertson, presidente de Robertson sistemas de entrenamientos en Indianápolis.

“Ésto definitivamente puede ser un problema. Si no se han modificado ciclos de rutinas en un buen periodo de tiempo, y de repente se toma una clase de spinning casi todos los días durante unas pocas semanas, a esa velocidad de aceleración, el volumen va a conducir a un exceso de entrenamiento”…

En otras palabras, parece ser que lo que quiere decir Mike, es que si se ha pasado un tiempo sin trabajar los músculos a nivel general, digamos, se ha estado haciendo lo mismo y lo mismo durante dos o tres días a la semana durante ya varios meses, y de pronto tomas una clase de spinning o una de aeróbics, comenzaras a descomponerte y a sentirte fatigada, débil, y en algunos casos, lesionada más rápido de lo que pensabas.

Además, incluso las actividades de bajo peso o de bajo impacto (como Pilates o Yoga), pueden causar problemas cuando se hacen todos los días. Muchas veces, el poner tu cuerpo en las mismas posturas y posiciones, puede dar lugar a dolor y rigidez, lo que aumenta el riesgo de sufrir lesiones más graves, como una hernia de disco.

Así que… ¿entonces es bueno o malo?

A ver, todos sabemos que una vez que cierta rutina de ejercicios se realiza 1,2 y hasta 3 veces por semana, termina por convertirse en un hábito, así que el patrón entonces se hace mucho más difícil de romper. De modo que si eres alguien que básicamente tiende a saltarte el incómodo sudor en el Gym y dedicarte a hacer lo mismo lunes, miércoles y viernes – por ejemplo, (por cualquiera que sea tu razón), una racha de ejercicios diferente el día miércoles por ejemplo, podría ser la manera perfecta para poner en marcha tu metabolismo – Prueba salir de la rutina de entrenamiento con estos ejercicios fáciles para activar tu metabolismo en 12 minutos.

Y bueno, una variación aunque sea de un día o dos por semana en tu rutina de ejercicios, no sólo ayudará a tu metabolismo, también verás algunos cambios físicos en tu persona. Robertson explica que la pérdida de peso y el incremento de la fuerza muscular, son resultados que realmente dependen del tipo de entrenamiento que se está haciendo, seguido por la cantidad de esfuerzo inmerso en cada sesión, y cómo complementas tu programa fuera del gimnasio o clase (es decir, la dieta, el sueño, la ingesta de alcohol , etc.).

Beneficios para “la memoria muscular”

Además, otro de los grandes beneficios de evitar hacer el mismo ejercicio por siempre, es la mejora a lo que los expertos llaman “la memoria muscular”, pues resulta que la mera repetición de una actividad específica ayudará a dominar el cuerpo, claro, pues es como la práctica, pero si de repente varias un poco esa rutina aunque siempre siguiendola, estarás realizando un constante perfeccionamiento de las vías neuromusculares, por lo que se harán más eficientes en la habilidad.

En pocas palabras: Una racha de ejercicio muy probablemente hará más por tu mente y la motivación de tu cuerpo, pero para la mayoría de nosotros, estamos hablando tan sólo de la mitad de la batalla.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios